OPEN HOUSE: El hogar del SOL, el signo de LEO.

09.12.2017

Esta expresión de "OPEN HOUSE" se usa mucho en USA cuando los americanos quieren vender o alquilar una casa, ponen un cartel grande con esta expresión para que la gente, sin cita previa y sin avisar ni nada, pueda entrar a verla y tomar decisiones.

Pues bien, aunque no se vaya a vender o alquilar alguna casa, os invito a que pasen y vean, aquí les muestro;

EL HOGAR DEL SOL (y poco a poco le mostraré también el hogar del resto de los planetas clásicos).

Este hogar suele tener un porche, mucha iluminación y lo que tiene más espectacular es el salón y el living, predominando el color amarillo rojo. 

El hogar del SOL en Astrología, es el signo de LEO, y eso es así siempre, aunque en 11 de cada 12 cartas que nos encontremos el sol esté emplazado en otro sitio, eso no quiere decir que el signo de Leo no siga siendo su hogar.

Porque imaginad que el SOL no vive en su hogar, como podemos ver en muchas cartas, pero aun así, el Sol tiene el título de propiedad del signo de Leo, y ese título de propiedad es VITALICIO, para toda la vida, y ni se vende ni se arrienda. Y con todo esto queremos decir por tanto que:

"El SOL, tiene su DOMICILIO en el signo de LEO, esté o no esté presente allí."

Y esto es un tipo de dignidad esencial, que vale 5 puntos en Astrología clásica.

Pero eso no quiere decir que los demás no tengan ciertos derechos sobre Leo, el domicilio del SOL, porque, aunque no se tengan títulos de propiedad, ya sabemos que en la práctica eso no es tan así.

Nos ocurre en nuestra vida cotidiana, yo puedo tener una casa sólo mía y con título de propiedad, pero si mi marido está pagando la hipoteca al igual que yo, pues claro, él tiene ya mucho que ver, y no digamos mi hijo, que parece que manda más que nosotros dos juntos, pues en esto es igual, tanto para bien como para mal.

Vamos a ver por tanto "que tipos de derechos" tienen el resto de planetas sobre el hogar del sol, sobre el signo de leo: 


LUNA EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

El caso de la Luna, es un poco especial, porque podríamos pensar que está peregrina en el hogar de Leo,  pero no es tan así, porque en el libro del juicio de las Estrellas, de Ben Ezra, se dice: 

Y Cáncer es domicilio de la Luna y Leo del Sol. Ambos signos, Cáncer y Leo, tienen la misma compatibilidad entre sí que si fueran domicilio del mismo planeta".  (página 61). 

Y sepas que el Sol recibe a la Luna en todos los casos".( página 72).

Por tanto, en este caso, aunque Leo no sea morada ni hogar de la Luna, ella quizás es tratada allí como su señora esposa que es, y siempre, será bien recibida, sobre todo en la cocina, la pieza fundamental de un hogar. 


 También, hay situaciones especiales en que ambos se reciben a la vez, y es cuando se cumple lo siguiente: 

"Yo estoy en tu casa y tú en la mía". 

Esta situación es cuando la Luna se encuentra en leo, y el sol se encuentra a la vez en Cáncer, que es el hogar de la luna, ahí sí hay privilegios o derechos compartidos.

Cuando esto ocurre decimos que ambos están en "recepción mutua por domicilio" lo que es también una dignidad esencial. 


MERCURIO EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

Mercurio en el hogar de leo, tiene algún tipo de privilegio, pero es un privilegio que no abarca todo el signo de leo, sino sólo un trozo. Y es el que va desde los 18º01 a las 24º del signo de Leo.

Esos grados de Leo decimos que son del término de Mercurio (en mi caso, tomo como referencia términos egipcios).

Y estar en su término da 2 puntos a este planeta en esos grados.

Es como, poniendo un ejemplo gráfico, Mercurio tuviera al menos una habitación propia en todo ese hogar/ casa de Leo, como si una de esas habitaciones fuera suya o pudiera hacer algo en ella, aunque el Sol siguiera teniendo la llave y la propiedad de la casa y de la habitación. 

Imaginaros que dentro del hogar de leo, nos encontramos con una habitación así, con la personalidad y el carácter de Mercurio. 

Aquí estaría su "cuarto" particular en el hogar de Leo, por eso decimos que Mercurio tiene su término de 18º01 a 24º de Leo

En ese espacio reducido, Mercurio siempre tiene algo que decir, con las características generales que otorga siempre este planeta, como son los papeles y libros, los documentos, las máquinas de fotos, los tonos variados, tonos grises, espacios múltiples etc.


VENUS EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

Venus en el hogar de leo, también tiene algún tipo de privilegio, y tampoco abarca todo el signo, va sólo desde los 6º01` a los 11º de leo.

Esos grados de Leo decimos que son del término de Venus.

Y estar en su término da 2 puntos a este planeta en esos grados.

Y la habitación propia de Venus, dentro de ese espacio reducido de 5 º en total de todo el signo de leo, es ese lugar es donde él también tendría su sello personal, lleno de colores muy alegres, florido, con cuadros,algo así:


MARTE EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

Marte también tiene su dormitorio particular, su pequeño privilegio en un trozo reducido del signo de Leo, desde los 24º01` a los 30º.

Decimos por tanto que en esos grados de leo Marte tiene su término.

Y estar en su término le da 2 puntos a este planeta en esos grados.

Sería un espacio donde él tiene sus derechos y de color rojizo, quizás con alguna esquina, o algo anguloso, como en esta imagen: 


JÚPITER EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

Júpiter tiene más privilegios que todos los demás en el lugar del sol, pero sólo en determinadas situaciones.

Por un lado, también tiene su espacio reducido dentro de todo el signo de leo, lo que va desde los 0º01 hasta los 6º de Leo.

Esos son los términos de Júpiter. Y estar en su término da 2 puntos a este planeta en esos grados.

Y ese espacio se llena de la tonalidad que da Júpiter, como son los colores blancos, azules y rojos, algo grande, caro, lujoso, algo parecido a esta foto: 

Pero Júpiter, además tiene otro privilegio, y es cuando nos encontramos el sol debajo del horizonte, cuando es de noche y sin la luz del sol, Júpiter ahí tiene bastantes derechos sobre el hogar de Leo, en realidad, tiene siempre ese derecho sobre todos los signos de fuego en esa situación, cuando es de noche. 

Por ello, cuando la carta es nocturna, decimos que Júpiter tiene su triplicidad en el signo de leo.

Y estar en su triplicidad le da 3 puntos a este planeta en ese signo. 

Aquí una imagen gráfica de ese Júpiter en su triplicidad en la casa del Sol, en la noche, su espacio. Lo bien que está. 


SATURNO EN EL HOGAR DEL SOL, EN LEO

Saturno, aunque tenga algún tipo de privilegio, no le sirve de mucho, porque para él, todo el signo de leo, todo el hogar, le resulta un hogar extraño e incómodo.

Se siente fuera de lugar.

Y esto es porque Saturno tiene su exilio en el hogar del Sol, en Leo. Y estar en su exilio le quita 5 puntos a este planeta en ese signo de leo.

Saturno es un extraño y un desconocido en ese lugar, nada le es propio, excepto la silla que veis en la siguiente imagen, y es que Saturno, a pesar de estar exiliado en todo el signo, tiene su trocito de Leo también, el que va desde los 11º0º a los 18º del signo de leo, su espacio, pero es un espacio que como veis, desentona con todo el resto de la casa, es oscuro y viejo, no tiene nada, excepto esa silla para sentarse.

Y estar en su término le da 2 puntos a este planeta en esos grados de leo.

Es poco estar en su término estando a la vez en exilio, pero menos es nada.

Con esta imagen se presenta muy bien que Saturno se exilia en Leo, pero al menos tiene su término desde los 11º01 hasta los 18º de ese signo.

Ese es el único sitio donde tiene una pequeña parcela para él, aunque no se luzca mucho ahí.  

Y aparte de todo esto, en todos los casos, podemos encontrarnos algo parecido a lo que indicamos al principio con la luna, es decir, puede ser también que veamos otro tipo de recepciones simples, recepciones mutuas, señorías mutuas, de todos estos planetas, que sumen o resten puntos, en función de en qué signo esté emplazado el sol en la carta natal. 


CASO PRÁCTICO

Y ahora, veamos un ejemplo donde Saturno se encuentra exiliado en Leo pero al menos en su término, al menos tiene algo donde agarrarse, como en esta carta: 

En esta carta, Saturno se encuentra en Leo, es decir, exiliado, pero se encuentra a 13º25 de leo,  en su propio término (11º01 a 18º de leo), al menos "tuvo una silla para sentarse".

Observamos también que el dueño de Leo, es decir, el Sol, se encuentra en Aries, que es el signo donde se exalta el sol, un lugar donde el sol tenía bastantes privilegios, aunque es el lugar donde cae Saturno.

En este caso diríamos, para ir entendiendo los tipos de recepciones poco a poco:

  • El Sol exaltado en Aries de esta natividad recibe bien a Saturno (porque Saturno está donde el Sol tiene su domicilio). El sol brillará con la ayuda de  Saturno.
  • En cambio, Saturno exiliado en Leo pero en su término recibe mal al Sol, (porque el Sol está donde Saturno tiene su caída). Saturno no brillará porque el Sol no le ayuda.

Esto quiere decir, que el sol se va a valer de Saturno para todo lo que le interese, pero en cambio, Saturno no podría valerse del sol para nada. Saturno no brillará.

Es la carta de Charles Chaplin, que es una carta nocturna (Sol debajo de horizonte):

En todas las cartas nocturnas el padre es normalmente representado por Saturno.

El padre de Chaplin fue un hombre alcohólico que murió de cirrosis a la edad de 37 años. Un hombre que fue enterrado en una fosa común y sin nombre (exiliado)

Su madre había sido internada en un sanatorio mental ( Luna en escorpio en caída) y la Luna (madre) estaba tensa a Saturno (el padre).

De ahí que cada uno de los progenitores fuera por un lado

El SOL de Chaplin pudo en cambio brillar, porque se valió de Saturno para triunfar, disponía de él siempre que lo necesitaba (lo recibía bien) y así fue.

En el siguiente artículo veremos, el hogar de la luna y los diferentes privilegios o dificultades de los planetas ahí.